Daniel Morales es un joven browniano que sorprendió en la última edición de los Juegos Evita, logrando la medalla de plata en la disciplina levantamiento de pesas. En un mundo deportivo gobernado por el fútbol, Daniel decidió fortalecer otros músculos y a fuerza de levantar kilos y kilos de plomo, se hizo un lugar entre los jóvenes atletas de la zona sur.
En esta breve charla con Adrogué Planet, nos contó acerca de sus inicios en este deporte y qué perspectivas tiene de cara al próximo año.

“Yo empecé hace casi un año y medio”, cuenta Daniel, y agrega: “entreno desde entonces en el gimnasio Vuixen, el cual brinda un excelente material y capacitación de los entrenadores. Empecé a partir de la invitación de un conocido y, sinceramente, me gustó el trato que tenían”, recuerda.
Es un poco extraño que desde tan joven (Daniel tiene apenas 15 años), un chico se vuelque a este deporte, en tiempos donde todos quieren parecerse a Messi. Morales habla de sus motivaciones a la hora de la elección. “Lo que me motivó a elegir este deporte fue el poder competir con uno mismo, además de otras personas. En cada entrenamiento uno busca mejorar algo, superar los kilos levantados, superar inseguridades a la hora de levantar y progresar cada vez más”.
Daniel fue noticia hace pocos días al obtener la presea plateada en los Torneos Evita. Y lo cuenta de esta manera. “Me involucré en los Juegos Evita gracias a mis entrenadores, quienes me comentaron de la experiencia y me entrenaron para ello. Y el balance propio que puedo hacer de mis últimos juegos es bueno, más que nada por haber podido cumplir un objetivo que me había propuesto en los juegos pasados, de 2018; pude mejorar mis kilos levantados y obtener un segundo puesto”.
Pero Daniel no se duerme en los laureles y lejos de exponer su medalla como su último logro deportivo, va en busca de más y ya está entrenando para clasificar al Torneo Nacional de 2020.