El pasado fin de semana, el restó Landa Sabaris recibió a dos exponentes de la música clásica que han deleitado a los presentes con sendas actuaciones.
El sábado, la soprano adroguense Sabrina Sosa brindó una bonita gala lírica acompañada del tenor Matías Ojeda y el pianista Matías Wilson. Los amantes de la ópera estuvieron de parabienes ya que hicieron un recorrido por las obras de Gershwin, Dvorak, Puccini, Mozart y Guastavino, entre otros célebres compositores. Y se despachó con un cierre tanguero, interpretando “Melodía de arrabal”.
Al día siguiente, tras la jornada electoral, el pianista y compositor Julio Vallejos, oriundo de Monte Grande pero residente en la Ciudad de Buenos Aires, no dudó en elegir Adrogué como lugar para presentar sus obras, muchas de las cuales integran el disco “Daydream”, el cual será presentado el próximo 6 de septiembre en Buenos Aires. En lo que el propio Vallejos llama “música descriptiva”, como intro a cada interpretación, contaba qué fue lo que lo había inspirado. Y esa escena, indefectiblemente, venía a la mente del público mientras escuchaba las melodías ejecutadas desde su piano.
Como cierre, Julio se dio el gusto de acompañar con su voz las últimas tres interpretaciones. Dos de ellas, en italiano, y una en inglés, la clásica y legendaria “Amazing Grace”, que fue, sin dudas, el pico más alto de una fantástica noche musical.